Inicio¿Quiénes somos?Miembros honorariosAbadía del SacromonteVida en la Abadíagaleria imágenesNoticias

Historia

1.   La Granada del sido XVII

Tras la reconquista, el reino andalusí se moría y se reavivaba la cultura cristiana. Galopando sobre los ocho siglos de predominio árabe, Granada conectaba progresivamente con las raíces primeras de la Bética y renacía como ciudad cristiana.

Desde el siglo XVI venía modelándose lentamente su fisonomía. Variados factores entraban en juego: la transformación arquitectónica de la ciudad musulmana en ciudad renacentista, la difícil convivencia entre cristianos y moriscos, la implantación de la nueva administración de justicia, la organización eclesiástica, la repoblación y el reparto de las tierras confiscadas, la aparición de las clases dominantes...

La impronta religiosa, propia de la época barroca, caracterizaba a sus habitantes. Las grandes órdenes se establecieron aquí, y la devoción de los granadinos por las causas religiosas era intensa y pública. La fe, vivida y sentida de forma unánime en aquel contexto sociopolítico, tenía múltiples manifestaciones, tanto en el pueblo sencillo como en las instituciones.

Los moriscos suponían una pieza sin encajar en el nuevo modelo social y religioso. Constituían el gran problema. Se dudaba de la sinceridad de su conversión. Junto a intentos de reconciliación, se podían cortapisas a sus costumbres, ritos y lengua, y ello dio lugar a enfrentamientos y finalmente al decreto de expulsión en 1.609.

 

2. Unos hallazgos misteriosos.

En 1.588 la ciudad se sobresalta por un misterioso hallazgo en la torre Vieja, alminar de la Mezquita Mayor, al ser demolida para el ensanche de la Catedral. Aparecen unas reliquias y un pergamino con una inquietante profecía, traído de Atenas por San Cecilio. Se ocupa del caso el Arzobispo que celebra Juntas de Teólogos. El fervor del pueblo es frenado por el Papa Sixto V.

Unos años más tarde, en 1595, de nuevo se remueve la fibra religiosa de los granadinos. Se dice que en unas cuevas del monte de Valparaíso han encontrado láminas sepulcrales, reliquias de mártires y unos libros de plomo.

Las láminas hablan de Hiscio, Tesifón y Cecilio, discípulos de Santiago apóstol, que padecieron martirio en las cavernas de este sacro monte, bajo el imperio de Nerón. El nombre de Cecilio, primer Obispo de Granada según la tradición, resuena por la ciudad.

Junto a las láminas aparecen veintidós 'libros', compuestos de láminas circulares de plomo, ensartadas entre sí. Escritos en árabe, con delicado buril, contienen una mezcla de elementos dogmáticos cristianos y musulmanes. Afirman que San Cecilio fue árabe y que el apóstol Santiago le curó de su condición de sordomudo. También se habla de la venida de Santiago a Granada y de la predilección de Dios por los árabes frente a los judíos para hacer triunfar al Cristianismo. Llamó la atención los sigilos llamados salomónicos, triángulos cruzados a modo de estrella dentro de círculos, que sellan los tratados árabes. Esta figura se convertirá en el signo identificador de la institución sacromontana.

El hecho se consideró de excepcional importancia y la noticia de estos hallazgos se extendió con rapidez.

CURIA METROPOLITANA. Plaza de Alonso Cano, 1 • 18001 Granada • tel.: 958 216 323
amigosabadiasacromonte@gmail.com